El árbol de dinero para ir a la universidad

Bookmark and Share

Escrito por Jasmine Villa
Traducido por Tom Johnson

El 20 de abril, 2012

¡Puede ser que el precio de ir a la universidad provoque más ansiedad que las cartas de respuesta que mandan las oficinas de admisión universitaria! Según mi experiencia es un proceso de ensayo y error que no se puede evitar dado el objetivo de reducir o eliminar lo que adeudes a la universidad. Habiendo una gran variedad de oportunidades para recibir una beca, es bien posible descartar el refrán que dice “el dinero no crece en los árboles” y crear su propio árbol de dinero:

1. ¡Llena tu FAFSA!
Empieza con la raíz de toda ayuda financiara completando tu formulario FAFSA (por sus siglas en inglés). “¡Llena el FAFSA en cuanto puedas! Entre más temprano lo mandes mejor. Es súper fácil,” exclama Cassandra Barraza de manera emocionada, estudiante universitaria de 20 años en la Universidad de Tejas en El Paso. Lo más difícil a la hora de llenar el FAFSA es sentarte para hacerlo. El proceso entero de llenarlo toma aproximadamente 20 minutos pero es fácil puesto que cada pregunta está acompañada por un consejito útil. Se necesita nada más que la información de impuestos de tus padres, así de sencillo. Aun FAFSA comprende la tendencia de los alumnos a dejar las cosas para mañana. Han dado a conocer una nueva herramienta de consulta y traspaso de datos del IRS que recoge automáticamente información sobre los impuestos de tus padres. Qué chido, ¿no?

2. Tic-Tac, no pierdas tiempo
¡No lo pospongas! Si faltas a la búsqueda de fuentes de ayuda financiera, seguro que te vas a encontrar en el peor de los panoramas, la deuda. Los préstamos es la alternativa final cuando los fondos personales no son suficientes. Cuanto menos busques las becas como es debido, más probabilidad hay de perder las oportunidades de recibir dinero GRATIS. Así es, ¡DINERO GRATIS! Busca y aplica temprano para reducir las respuestas malas o insuficientes a las preguntas tipo ensayo, para no faltar a tantas fechas límites, y para evitar el estrés de verte obligado a hacerlo todo en una sola sesión.

“Es mejor que lo espacies,” aconseja Cassandra. “Es un largo proceso, pero vale la pena. Hay que empezar temprano y seguir en ello, no más busca el tiempo para hacerlo. Hay un chorro de cosas por allá.” Solicita tantas becas que sea posible, incluso ya en el tercer año del colegio. Para quienes se tardaron en aplicar, el consejo de Cassandra es: “¡Aplica, aplica, aplica! El hecho de haberte ya graduado no significa que se te haya ido el avión en cuanto a las becas. Incluso los universitarios pueden solicitar una reducción de las deudas.”

3. ¡Investiga, investiga, investiga! ¡Aplica, aplica, aplica!
Según un informe de Sallie Mae y Ipsos, un 33% de los fondos estudiantiles vinieron de las becas. El dinero de las becas no tiene que ser devuelto y por la mera cantidad de becas académicas y no académicas que hay te puedes asegurar el sueño de ir a la universidad. Existen becas insólitas, como las que son para vegetarianos o para quienes hacen vestidos para prom de cinta aislante.

¿A quién no le gustan las cosas gratuitas? ¡A todos!  Inscríbete a los servicios gratuitos como Fastweb para enterarte de las oportunidades becarias y de prácticas.  En 2007 y 2008, la deuda estudiantil promedia era $23,186, lo que significa que varias personas tienen que pagar alrededor de $200 cada mes por los préstamos estudiantiles. Sólo por no aplicar es posible garantizar que no recibas ninguna ayuda gratuita.  Una beca de cualquier medida sería beneficiosa. Entre menos pagas TÚ, mejor, ¿verdad?

4. Abraza tu identidad étnica y tu patrimonio cultural, solicita las becas para minorías
Las becas para minorías están en aumento. El Hispanic Scholarship Fund está entre los patrocinadores mayores de que el sueño de ir a la universidad se haga realidad. Su lista global de becas para hispanos y el buscador Latino College Dollars son herramientas útiles en la creación de tu propio árbol de dinero. De hecho, casi puedes crear un bosque por la mera cantidad de becas que ofrecen.

HSF.net les ofrece herramientas y recursos educativos a las familias y a los estudiantes y no es único por asegurar que los latinos logran una educación superior con éxito.  Hispanicgrants.netChci.org/chciyouth también ofrecen amplios recursos para colegiales y universitarios latinos. Los recursos están disponibles, así que aprovéchalos. Para una lista global de las becas para latinos más populares, haz cliq AQUÍ.

5. El consejito más importante de todos, forma un plan de ayuda financiera
In 2011, una investigación de College Board descubrió que “las universidades públicas de cuatro años les cobraron a sus estudiantes residentes un promedio de $8,244, representando un aumento de 8.3% desde el [2010], mientras las escuelas públicas de dos años cobraron un promedio de $2,963, un aumento de 8.7%.”

Sé inteligente con el dinero y créate un presupuesto realista manejando los gastos, decide con sabiduría lo que compres, planifica tus gastos, ordena tus prioridades y sobre todo controla la deuda que tengas. Evita la dieta típica entre los universitarios de fideos Ramen; sé inteligente cuando se trata de tu dinero.

Speak Your Mind

buy cialis without prescription

cialis price

cialis dosage

Viagra online